lunes, 9 de julio de 2007

La Bodrioteca returns.....

Hoy tengo el dudoso honor de otorgar este premio a otro shojo, Tokyo Juliet, obra de Miyuki Kitagawa de 13 tomos y de la que no pasé del cuarto-quinto.
Fue publicada íntegramente por Ivréa y para aquellos locos que estén interesados en ella añadiré que cada uno cuesta 6,90€

Minori acaba de ingresar en una prestigiosa escuela de moda, dispuesta a comerse el mundo y convertirse en una importante diseñadora, sólo para derrocar a Eiji Hinagata, famosísimo diseñador que consiguió llegar a lo más alto robándole unos modelos que ella creó cuando tenía ¡¡¡¿5?!!! años (joder, cómo dibujaría la tía con 5 años para que un inepto vea en ellos diseños de ropa…en fin, sigamos).

El caso es que en la escuela conoce a un chico muy mono que le llama la atención, Akira Himemiya y ¿quién es ese chico? Venga, venga, que no es muy difícil................... Pues claro, el hijo de Hinagata, que está intentando labrarse su propio camino en el mundo de la moda renunciando al apellido de su padre (a quien por cierto odia)

Pero tranquilos que la cosa no acaba aquí. Parece ser que el día en que a Kitagawa le abandonaron las musas había un 2x1 en topicazos, así que la autora decide darle un giro radical a la historia y Himemiya no es sólo el hijo de su archienemigo sino que además ¡oh! es su primer amor. Cuando era pequeña acudió a una fiesta y allí conoció a un chico de su misma edad que decía que su pelo era tan bonito como el de una muñeca y "lógicamente" se enamoró de él. De hecho Minori siempre ha tenido un especial cuidado con su pelo y gracias a eso Himemiya ha podido reconocerla porque, faltaría más, él también estaba enamorado de ella desde pequeños, así que comienzan a salir juntos.
-
Recapitulemos, estamos en el tomo ¿4? y resulta que Minori sabe quién es Akira, Akira quién es Minori, salen juntos, se besan, hacen el amor.... Hinagata está enterado de todo lo que ocurre e intenta destruir a Minori, y para ello no se le ocurre otra cosa que intentar romper la relación metiendo a terceras personas que intenten seducirla (que por supuestísimo acaban rendidos a sus pies), y de paso, como anda poco creativo, le roba, otra vez, los diseños y crea una nueva colección que es todo un éxito, y por si esto no fuera suficiente tenemos de por medio a la madre de Minori, que abandonó a su familia y se casó con….venga, que la cosa está bien fácil….sí!!! Hinagata strikes again.
El "único" pardillo de la historia es el pobre padre de Minori, que no se entera de nada de lo que ocurre a su alrededor, me da pena y tó.

Así que el clímax de la historia ya ha pasado y ni siquiera hemos llegado a la mitad de los tomos. Entonces ¿qué va a dejar para el final? Creo que no es muy descabellado pensar que el resto de los tomos serán tipos y tipas intentado separar la parejita principal y que al final ella conseguirá su tan ansiada venganza......
"Pos" nada, otro título más a mi bodrioteca particular, ni siquiera se salva por el dibujo. No sé si el próximo será Gantz, Bleach o Kaikan Phrase. Estad atentos a vuestras pantallas
^^

1 comentario:

Daria dijo...

Totalmente de acuerdo.
No me gustó nada Tokyo Juliet, se me hizo muy pesada y repetitiva...