miércoles, 3 de septiembre de 2008

Reseña: El Pabellón del Ala Oeste

Nada más abrir el tomo nos encontramos con un pequeño prólogo de la editorial que nos explica los orígenes de esta novela gráfica. Basada en una obra “zaju” del s. XIII (estilo teatral originado en China en el s. X, en el que se alternaba el diálogo y las canciones), nos cuenta el romance entre Pian Pian, una bella joven que vive recluida en un templo budista tras el fallecimiento de su padre, y Chen Yu Quing, un muchacho que vive ocioso sin preocuparse excesivamente de su porvenir. Será la criada de Pian Pian, Hong Niang, la que se encargue de hacer de celestina entre los enamorados

La obra original se considera un clásico del romance en China, y al parecer hay varias diferencias con respecto a su adaptación en manhua. No sólo cambian los nombres, sino también un poco el carácter de los personajes y las situaciones a las que se enfrentan.

Sin embargo, una vez comienzas a leer el cómic, te sorprende, y no precisamente para bien. No sé si es que la original era así o que la adaptación realizada por Sun Jiayu es simplemente mala. No hay profundidad ni en la historia ni en los personajes. También carece de una narración fluida, notándose este defecto sobre todo hacia el final. Los últimos acontecimientos simplemente suceden, quedándose el lector totalmente al margen y preguntándose “¿ya está?”
En cuanto a los personajes, ni siquiera Hong Niang, la celestina, termina de enganchar. Y eso que es un personaje mítico, hasta el punto de que su nombre se utiliza como sinónimo de casamentera en China.
La pareja principal es sosa y aburrida. En ningún momento se ve cómo se enamoran ni la evolución de su relación. En el caso de ella parece que es amor a primera vista pero en el de él, no me termina de quedar claro…

Pero no todo va a ser negativo. Hay un punto muy positivo: el grafismo, que consigue transmitir sensaciones y pensamientos que el diálogo es incapaz. En este caso el trabajo de la dibujante, Guo Guo, queda muy por encima del de su compañero. Su dibujo es delicioso. Especial atención a los personajes y su vestuario. No les falta ni un complemento, y se observa perfectamente los bordados/brocados de las telas. Una maravilla. Pero como si esto no fuera poco, la dibujante tiene un especial cuidado con los fondos. Los escenarios están ricamente detallados: los paisajes, las plantas, los edificios, las habitaciones, la decoración…Una auténtica belleza.

Edición
La edición de Ponent Mon es bastante buena. El único defecto que le he notado es que en algunos bocadillos faltan algunas letras que dejan “cojas” a las palabras, pero sólo sucede en un par de ocasiones. En total son 112 páginas a todo color, que incluye además una preciosa galería de ilustraciones al final. El tamaño del tomo, que carece de sobrecubiertas, es más grande de lo habitual, como podéis comprobar en la fotografía. El precio, excesivo, 16€

Valoración
Como libro de ilustraciones, un sobresaliente, pero como historia no llega ni al aprobado. Lo mejor es lo que he hecho yo, leerlo de gratis porque lo he sacado de la biblioteca xDDD

5 comentarios:

Dianika dijo...

Vaya, en ese caso tendré que declinar pillarmelo, me llamaba mucho por el dibujo, pero si dices que eso es lo unico bueno...

Yugi dijo...

Nanami, ¿en qué parte de la biblioteca estaba? es por si me acerco la semana que viene a sacar algo y de paso le echo un vistazo a este, aunque si dices que no merece mucho la pena, creo que no lo sacaré.

Nanami dijo...

Yugi: ahora mismo está en mi casa xDDD
Lo devolveré el martes ^_^
Está en la sección juvenil, en la segunda planta.

Anhelle dijo...

Yo me lo compré... pero simplemente por el dibujo. Para mi fue como comprar un artbook. Y la historia, mira que me gustan los ambientes de época, es un tostón. Pero el dibujo *----*

Anónimo dijo...

opino lo mismo, la historia te deja un poco indiferente pero los dibujos... merece la pena comprárselo solo por eso. Yo tambien lo lei gratis en la biblioteca! jajaja pero estoy pensando comprarmelo y aprender un poco de su forma de dibujar los paisajes y los interiores, son una pasada!!