jueves, 17 de septiembre de 2009

[Reseña Manga] Bodrioyasha, perdón, quería decir Inuyasha

FICHA
Título en español: Inuyasha
Titulo original: Inuyasha
Autora: Rumiko Takahashi
Número de tomos: 56
Editorial Japonesa: Shogakukan, revista Shonen Sunday (1996-2008)
Estado de la serie en Japón: Cerrada
Editorial española: Glénat (2002-¿?)
Estado de la serie en España: En publicación, periodicidad bimestral (si no hay ningún retraso en diciembre de 2009 finaliza)
Precio: 7,50€/tomo


RESEÑA
Si esta serie tiene algún "mérito" es el que todos aquellos que amábamos a Rumiko nos acordáramos de su familia una media de 3 veces por página. ¿Cómo un shonen tan bueno puede acabar convirtiéndose en algo tan XXX (insertar insulto a elección)?

Primero, un breve resumen, luego despotrico a gusto xD

Tras caer en el pozo de su templo, Kagome viaja al pasado, a la época de las guerras, donde descubre que es la reencarnación de una poderosa sacedortisa, Kikyô. Junto a un semidemonio llamado Inuyasha y otros compañeros buscará los fragmentos de la Joya de las Almas, objeto de gran poder que si cae en las manos equivocadas puede provocar una catástrofe. Su principal (perdón, su único) enemigo es Naraku, un demonio que se ha propuesto reunir los fragmentos y usarlos en su propio beneficio.

Los 10-15 primeros tomos son muy buenos. En ellos Rumiko combina la comedia romántica que tan bien domina con su faceta más oscura. Los giros son constantes y sorprendentes, nunca sabes por dónde va a tirar la historia.

Pero acaban esos tomos y todo se reduce a: Naraku manda un demonio, Inuyasha no puede vencerlo, descubren el modo de hacerlo, Inuyasha aprende la técnica y se cargan al maloso de turno. Naraku vuelve a mandar otro demonio, Inuyasha no puede vencerlo, descubren una manera de hacerlo, Inuyasha aprende la técnica y se cargan al maloso de turno. Naraku manda un demonio.............. así podría llevarme toda la reseña, como de hecho ha hecho Rumiko durante más de 40 tomos¬¬

Todo esto sin contar con la insulsa relación entre Kagome-Inuyasha-Kikyô, que termina convirtiéndose en desesperante (el trío no cambia el chip ni a la de tres), más o menos lo mismo que con Mikuro-Sango.
La más interesante es la que precisamente sólo se insinúa y nunca desarrolla, la de Kagura con Sesshomaru, aunque visto lo visto mejor así.
Además, qué pena de Sesshomaru, con un carisma infinitamente superior al de cualquier otro que haya en la serie, no lo aprovecha, saliendo en contadas ocasiones. Aunque como he dicho antes, casi mejor así, porque seguramente también se lo hubiera cargado xD

Encima apenas hay historias paralelas, tengan o no conexión con la trama principal, ni aumenta el número de protagonistas, que se mantiene prácticamente constante a lo largo de los 56 tomos, por lo que no hay nuevos aportes a la historia que le den algo más de dinamismo y sobre todo un poco de aire fresco, que bien falta le hace.

Realmente esto es lo que más me fastidia, que teniendo en sus manos tantas posibilidades, la autora juegue a una sola baza. No explota los saltos entre el pasado y el presente para colocar fragmentos de la joya en nuestro tiempo (creo recordar que sólo hay una historia corta al principio), o simplemente sacar al grupo completo de paseo por la ciudad, con lo divertido que tendría que ser ver a todo el grupo, no sólo a Inuyasha, en mitad de Tokyo o donde sea, sobre todo a Mikuro xDDD

Fijaos si la historia no avanza, que del tomo 43 (el último que compré) salté directamente al 56, vía scans, y parecía que sólo me hubiera comido medio tomo, porque salvo un par de detalles (Kikyo y Kohaku), no me perdí para nada en la historia.

Eso sí, creo que Naraku entra directamente al Libro Guinness como el enemigo más cansino de la historia: 500 capítulos dura el Narakito de los coj*nes, da guerra hasta el final. SPOILER Y todo por unos simples celos¬¬FIN SPOILER

En cuanto al dibujo, el sello de Rumiko mejorado. Pero al igual que sucede con la historia, da la impresión de que las viñetas y las poses de los personajes son siempre las mismas (la mejor prueba son las portadas, todas iguales)

Quiero añadir algo en favor de la serie, y es que quizás el lector occidental puede perderse muchos pequeños detalles. Hay referencias a historias, leyendas y seres mitológicos del folklore japonés que son desconocidos para nosotros, y que pueden constituir un guiño al lector japonés. Pero incluso aunque fuéramos unos expertos en el tema, la historia sigue siendo igualmente aburrida y repetitiva, ya que todas las batallas tienen idéntico desarrollo.

Edición
Al principio Glénat nos ofrecía una edición correctísima: tomo mini-standard con sobrecubiertas, buen papel, traducción y entintado.
Sin embargo a partir del tomo 42-43 la calidad del papel decae sensiblemente, ya que la editorial usa uno de peor calidad que transparenta bastante. Desconozco si actualmente ha arreglado este problema, para tras echarle un vistazo al tomo de 666Satan en una tienda me parece que la respuesta es negativa.

Valoración
Si no la tenéis y os estáis pensando en empezarla........... mejor que os olvidéis, en serio. Es un desembolso gordísimo de dinero (y espacio) por una serie de la que solo son potables unos 15 tomos si quitamos toda la morralla.

Incluso muchos de aquellos que la comenzamos en su momento (como yo, tonta de mí, tengo más de 40 tomos cogiendo polvo) la hemos abandonado de aburrimiento, y hasta los Rumikotards más acérrimos reniegan de ella. Así que no os molestéis en empezarla.

Nota: 4

13 comentarios:

Daiya dijo...

la historia en si tiene un buen argumento, y un amigo hace ya unos años se leyo los primero 18 tomos y flipaba de lo chula q le parecia... pero no se, jajjaa igual se paso con los tomos.
Rumiko mola (solo he leido One pound gospel) pero, por lo menos en OPG, pierde el ilo a veces (supongo q aqui esta justificado pq publicaba nuevos capitulos cada 6 años... jajjaa)

Kaworu dijo...

Empece a comprarla cuando ya había unos 30 tomos en el mercado y cuando llegue al tomo 12 leí lo que venia después porque me lo dejaron, enseguida vendí los 12 tomos y como si nunca hubiese pasado nada.

daniela dijo...

me encanta inuyasha¡¡

Jesús T. "chusetto" dijo...

La Historia Interminable...

El peor manga de Rumiko, y el único manga que no he podido terminarme... y eso que es una de mis autoras favoritas

adory dijo...

Pues yo no la soporto, siempre que tengo ocasión le doy una oportunidad a sus obras, pero ninguna me acaba de gustar del todo; desde luego nunca me gastaría ni un euro en ninguna. (Por lo menos las que leí de momento)
Por si fuera poco no me gusta el dibujo tampoco... Coincido en que Inu-Yasha es un suicidio.

Chidory dijo...

inuyasha es una serie que me llamó mucho la atención en su momento y que me encantaba (leí los 10 primeros tomos de prestado) por suerte o por desgracia (segun se mire) no podia hacerme con la serie y más sin saber el futuro incierto que tenía. La verdad me alegro mucho porque es la historia interminable y como dices, un desembolso demasiado grande para tomos repetitivos y aburridos...

Shin dijo...

Me encanta Rumiko, y suscribo casi todo lo que se dice en esta entrada... Salvo lo de los 14 tomos salvables: me leí 20 y pico tomos que vendí, y no me llegó a enganchar la trama en ningún momento, a veces me autoconvencía de que sí, pero no. Me parece un auténtico despropósito, y pienso que Rumiko es una genial mangaka que se ha vendido con esta serie...

binilla dijo...

Ya que estamos, la voy acabar XD, voy por el tomo 53 y ahora me daba pena venderla! eso si, en cuanto la acabe la venderé! odio las colecciones tan largas! ocupa mucho!

Moe_Roronoa dijo...

No puedo añadir nada más, porque yo tb acabé por donarla a la biblioteca. Lástima, ya que los primeros son muy muy buenos.

Ozimandias dijo...

Me alegra ver que no soy el único que opina así. La Takahashi es una gran autora cuando quiere, pero se ve que esta serie la alarga por inercia y presión editorial, convirtiéndose en víctima de su propio éxito, como antes pasar con Dragon Ball de Toriyama.
Se ve que con ciertos autores la mejor forma de leerlos es buscar sus obras de menor éxito, donde pueden ser ellos mismos y acabarlas cuando les plazca.

Leonard dijo...

Yo después de Hana Yori Dango y los devaneos de Tsukushi-Domyouji-hanazawa y cómo se puede estirar un shôjo hasta 36 tomos, para no tener final... Me juré y perjuré no comprar una serie de más de 10 tomos, a menos que fuera muy muy buena... Y la verdad es que rumiko no es muy santo de mi devoción... en su tiempo vi Ranma 1/2, y me gustaba y eso, pero a veces me daba coraje pk Akane y Ranma no se liaban... xD Asi que con Inu Yasha, me da a mi, que panete... Y menos con 56 tomos... (56!!!!!! OMG)Eso denota la poca inspiración que tiene la Rumiko para avivar sus series...

Aredhel dijo...

Yo me compraba tomos sueltos y me gustaba, pero acabé por venderlo también. Y el anime...pues lo veía, hasta que me hartó que no sucediera nada. Tienes razón en lo de que teniendo tantas posibilidades, las eche por la borda de esta manera.

Por otra parte, gran reseña.

Salu22

Roy Ramker dijo...

El ejemplo perfecto de porque no deben alargarse las series, ¡con el talento que tiene Rumiko!